Radio de galena
Pàgina d'inici
 
Roger FM
rfm@rogerfm.net
02-06-09

Este trasto se podría incluir dentro del apartado de "Juguetes antiguos" pero no lo he hecho así porque, aunque en este folleto -que no hace mucho encontré por casa- se califica este sencillo aparato de juguete (práctico e instructivo, pero juguete al fin y al cabo), hubo un tiempo en que era casi tecnología punta. Era una época en la que los abuelos tenían mucha práctica en aquello de ir rascando el trocito de galena con la aguja del detector hasta encontrarle las cosquillas y conseguir una audición inteligible.

INSTRUCCIONES

Distribuir en una placa de madera de 20 x 12 cm. en forma simétrica como indica el grabado núm. 1, los condensadores variables, con sus mandos, el detector de galena y las cuatro hembrillas para las conexiones de antena, tierra y auricular.

Sujetar esta madera a otra de dimensiones parecidas, pero un poco más recia formando ángulo que servirá de base o chasis para el sostén del panel frontal.

Entonces proceder al alambrado de las diferentes piezas siguiendo la disposición de conexiones señaladas en el esquema teórico-práctico dibujo núm. 2.

La instalación de una buena antena exterior y una toma de tierra con buen contacto a una tubería de agua a ser posible directa, es decir, que no proceda de depósito, será suficiente para experimentar este sencillo y selectivo receptor, con el cual podrá el principiante iniciarse al alambrado y disposición de piezas en los aparatos de radio, a la vez que hacerse cargo de lo que en sí es la detección por cristal.


Un día, en mi escuela, alguien tuvo la idea de construir uno de estos aparatos y poco después, todos los estancos de los alrededores habían recibido la visita de una exaltada chiquillería que iba pidiendo cajas (vacías, claro está) de puros. Nos debieron tomar por chiflados... Aquellas cajas, dependiendo de la calidad de su contenido original, acostumbraban a ser de buena madera, con unas minúsculas bisagras sobre las que se articulaba la tapa. Eran ideales para colocar los componentes de nuestra radio.

El paso siguiente era dirigirse a una zona delimitada aproximadamente por las calles Viladomat-Sepúlveda-Comte de Borrell donde había una gran concentración de tiendas de electrónica. Allí nos vendían los componentes por separado, según una lista y un esquema que llevábamos y que alguien -no se sabe quien- nos habría proporcionado, o en conjunto -lo que se llamaba un kit- incluyendo el esquema y los componentes.

Los gráficos que hay encima y debajo de este párrafo, tomados en préstamo de una pagina web (en la que se pueden ver unas imágenes excelentes de aparatos de galena y de diversos accesorios) muestran dos ejemplos de los esquemas que acompañaban a los kits que vendían las tiendas que había en aquella especie de "triángulo de oro" de la electrónica.

A continuación trataré de hacer un breve resumen del funcionamiento de este aparato.

La galena es un mineral que tiene propiedades de semiconductor, por lo cual se utilizaba para rectificar las ondas radioeléctricas recogidas por el conjunto antena-bobina-tierra. Supongo que debido al paso de una corriente eléctrica, aunque fuera casi infinitesimal, por la unión de dos metales distintos (la galena y la aguja del detector) se provocaba una cierta corrosión y, por esta razón, de vez en cuando se interrumpía el paso de la corriente y se tenía que mover la aguja buscando otro lugar para volver a establecer el contacto. Este inconveniente pasó a la historia con la sustitución del detector de galena por un diodo de germanio, elemento de aspecto similar al de una resistencia, pero que en vez de los típicos anillos de color tenía una única señal que distinguía el cátodo del ánodo. El diodo, por ser un elemento estático, no requería, una vez instalado, ningún ajuste posterior.

Si el elemento detector -de galena o de germanio- es el corazón de este aparato de radio, los otros componentes no son menos importantes.

La bobina, que normalmente tenía entre tres y seis terminales era la encargada de captar las ondas radioeléctricas con la ayuda de la antena -que podía ser el somier de la cama- y de la toma de tierra -que podía ser una cañería de agua- para inyectarlas en el circuito detector.

En los tres esquemas que se pueden ver en este artículo, se utilizan dos condensadores de capacidad variable, pero con uno solo también funcionaba. Con un condensador, sólo se captaba "Radio Nacional de España", es posible que con dos se consiguieran mejores resultados.

La escasa potencia de este aparato sólo podía hacer sonar los antiguos auriculares de alta impedancia. He leído en algún sitio que se podrían utilizar los actuales auriculares de baja impedancia intercalando un transformador de 220 a 3 ó 6 voltios como los que se utilizan para cargar el móvil, pero no lo sé con seguridad porque no lo he probado.

Para terminar, una aclaración innecesaria sobre todo para las personas de una cierta edad, pero que no está de más: Esta maravilla tecnológica funciona sin ningún tipo de alimentación, ni de la red eléctrica ni de pilas, por lo cual, ni consume recursos ni genera residuos. O sea, que es ecológica i sostenible. ¿Qué más se puede pedir?

Enviar comentari